Blumfeldt Urlaub auf Balkonien
Blumfeldt Urlaub auf Balkonien

¡Vacaciones en el balcón!

Ideas para unas fantásticas vacaciones en casa

Lo que parece aburrido a primera vista puede convertirse rápidamente en una verdadera sorpresa con un montón de increíbles ventajas: no hay que planificar nada, tu presupuesto es mucho más grande, no tienes que estresarte por coger el avión y puedes relajarte al máximo desde el primer día de las vacaciones. Nuestro equipo de blumfeldt te enseña cómo conjurar unas vacaciones personalizadas y sacar el máximo provecho de ellas...

Desde decoraciones hasta plantas:
Balcón pequeño - gran potencial

Un mar de flores en lugar del mar Mediterráneo

El dulce aroma de las coloridas flores a la luz del sol para que tu balcón sea menos anónimo y para aislarte del frenesí diario: con muy pocas cosas puedes crear fácilmente un ambiente de verano de pura armonía. Combinadas con hierbas aromáticas, que dan un toque especial a tus platos o aumentan las ganas de un cóctel fresco por la noche, forman la base perfecta para tus fantásticas vacaciones en el balcón.

Con macetas y jardineras

Fuente de jardín en lugar del lago de Garda

¿Quieres refrescarte, pero estás lejos de la playa y el mar? ¡Sin problemas con nuestras fuentes decorativas! Gracias al agradable murmullo del agua al fondo crearás un pequeño oasis de bienestar personal en medio de la jungla urbana, donde podrás disfrutar de algo de tiempo libre, mientras finalmente lees ese libro que tanto postergabas. Ya sea como centro de atención en el balcón o escondido entre las coloridas flores de la terraza, tendrás el fondo ideal para tus vacaciones.

Con el tierno murmullo de las fuentes decorativas

Yoga en el balcón en lugar de Bali

Las vacaciones son para desconectarse en lugares lejanos y olvidarse del estrés. Aunque todo esto también lo puedes hacer en la terraza de la casa: las esculturas de Blumfeldt aportan un encanto meditativo y te dan el impulso para dedicarte al yoga o a las sesiones de bienestar en total privacidad, ayudándote a recuperar el equilibrio y la paz interior, quizás incluso con una hermosa máscara facial para completar la experiencia. Solo tienes que decir: ¡Namaste!

Con esculturas de Buda y figuras de jardín

Bronceado en el balcón en lugar de en Tenerife

¿Este verano te quedas en casa? No te preocupes, con nuestras tumbonas, mecedoras o sillas colgantes podrás tomar el sol en medio de tu jardín privado sin el estrés de reservar y sin molestar a los vecinos de la piscina. Prepárate una bebida, sube el volumen de tu lista de reproducción de verano, ten a mano un protector solar y empieza las vacaciones.

Con tumbonas y sillas colgantes

Convierte tu balcón en el destino de tus vacaciones

Por la mañana: desayuno en el balcón

Dormir hasta tarde, despertarte con el aroma del café y el cruasán de tu panadería favorita, mientras el sol se asoma por la ventana... y todo ello sin tener que adaptarte a los horarios incómodos impuestos por el hotel:
¡bienvenido a las vacaciones en el balcón de tu casa!

Por la mañana: meditación relajante

Especialmente al principio de las vacaciones no es fácil relajarse. El tiempo en el que normalmente estaríamos ocupados con el típico estrés del viaje, podemos usarlo para dedicarnos a la meditación. La ventaja es que de esta manera nuestro subconsciente crea un vínculo neuronal que reconoce el balcón de la casa como un lugar de paz y relajación, lo que nos facilitará descansar en medio de la agitada vida diaria cuando sea necesario.

Al mediodía: momentos de dulzura y pensamientos floridos

¿Qué tal un par de fresas y una copa de cava?
Por qué no, ¡en las vacaciones podemos regalarnos algo especial! Con la tranquilidad de poder pensar y vivir gratas experiencias directamente en casa, se pueden dar forma a momentos completamente personales, sin el estrés y las prisas típicas de las vacaciones. ¿Adónde quieres ir? ¿Qué te apetece comer? Tu tiempo te pertenece solo a ti.

Por la tarde: una agradable siesta al calor del sol

Acuéstate en un área soleada y empieza a trabajar en tu bronceado, mientras bebes un zumo helado y disfrutas de tu música favorita, casi como en la playa el año pasado, ¿verdad? Y la mejor parte es que solo tus reglas se aplican en casa. ¿Escricta etiqueta del hotel? No, gracias. Panza al aire, un poco de crema protectora y a disfrutar, ¡no hay nada mejor como el hogar!

Por la noche: in vino veritas

Aquí también puedes disfrutar de unas cálidas tardes de verano: con una guirnalda de luces en el balcón, un buen vino, la suave luz de una vela y un poco de jazz de fondo crearás, como por arte de magia, momentos únicos con la máxima flexibilidad. Tus amigos, pareja o vecinos pueden venir a jugar juegos de mesa o simplemente a charlar en agradable compañía. ¡1:0 a favor de unas vacaciones en el balcón!

Hacia arriba