Columpios para jardín

(22)

Columpio para jardín: un sutil columpio en su paraíso personal de comodidad

Los columpios de jardín son el ejemplo perfecto de lo que es la relajación agradable al aire libre. Un descanso de la estresante vida cotidiana, suaves balanceos que hacen sonreír a su alma y una cálida brisa en el rostro. La mera idea de pensarlo le hace sentirse feliz. Sin embargo, en realidad es extraño que este accesorio de jardín haya caído en el olvido durante tanto tiempo. Pero ahora ha regresado, casi completamente renovado, y vuelve a reclamar su lugar en el jardín, en la terraza o balcón. Su diseño moderno y estético hace que la memoria de los modelos iniciales simples y de colores brillantes se desvanezca. Superficies reclinables de diseño ergonómico, respaldos ajustables, reposapiés o asientos suspendidos individualmente ofrecen una comodidad y funcionalidad convincentes. Cada columpio de jardín blumfeldt es un pequeño paraíso de comodidad, un oasis de relajación donde puede recargar sus baterías.

Materiales del marco: columpio de acero o madera "resistentes"

Si está pensando comprar un columpio, le recomendamos que primero seleccione su material favorito para el marco. blumfeldt ofrece columpios fabricados en acero tubular con recubrimiento empolvad o en madera de alerce resistente a la intemperie. El acero tubular permite curvas impresionantes, pero también delicadas, resiste con éxito todas las condiciones climáticas y tan solo requiere unos cuidados mínimos para durar, literalmente, "para siempre". Un columpio de madera se ve más "natural" y auténtico. blumfeldt utiliza madera de alerce duradera y sólida recubierta con un esmalte protector. La madera real funciona bien, pero con el tiempo cambia de color o pueden aparecer pequeñas grietas. Estos cambios no comprometen su función o la estabilidad, sino que resaltan el carácter único del columpio de jardín. La capa protectora debe renovarse regularmente.

Sillas de columpio con pesos y telas ligeras

Dependiendo del modelo, las dimensiones del columpio pueden variar ligeramente. La ubicación ideal es colocarlo a nivel del suelo y con suficiente espacio para el movimiento y en un lugar en el que el columpio no moleste, por ejemplo, al cortar el césped. Los columpios de jardín de blumfeldt pesan al menos 45 kilos y son capaces de resistir ráfagas de viento. No se debe exceder la capacidad de carga máxima para evitar daños a largo plazo. Los modelos con una superficie acostada continua y/o extra ancha están cubiertos con un tejido de poliéster resistente a las rasgaduras, agradable con la piel y que, además, no se calienta rápidamente incluso a altas temperaturas. Polyrattan, que, por ejemplo, se utiliza en modelos que tienen dos asientos suspendidos individualmente, combina una apariencia agradable con funcionalidad resistente a la intemperie.

Columpio de jardín con techo y cojines: bien protegido y cubierto ligeramente

Un columpio con techo no solo es esencial si desea leer o "dormirtar" de forma relajada, sino que es necesario para tener un columpio real. El poliéster repelente al agua saca todo su potencial: el material proporciona una sombra agradable, filtra los rayos UV dañinos y su color resiste al paso del tiempo gracias a un recubrimiento especial. Los cojines de cada columpio ofrecen gran comodidad. La tapicería está fabricada para ajustarse de forma exacta y cuenta con el grado correcto de dureza para cada modelo. La suciedad menor se puede eliminar fácilmente.

Comprar columpios de jardín en blumfeldt

¿Le gustaría comprar un columpio de jardín que ofrezca aún más comodidad y lujo real? No hay problema. Los modelos estilo "boudoir" combinan la alegre serenidad de la relajación al aire libre con la intimidad de la privacidad total. Las cortinas de lazo resistentes a la intemperie se pueden cerrar en la parte delantera y trasera del columpio según sea necesario para evitar que los ojos curiosos se entrometan. Cualquier columpio de jardín de lujo de blumfeldt añade un toque de glamour o demuestra que ese es el lugar perfecto para una siesta tranquila. Más de cien años después de su invención, los columpios de jardín vuelven a traer una vez más el encanto alegre e idílico del optimismo. Debería probarlo.

Hacia arriba