Manta de peso

Es bien sabido que un sueño sano es tan importante como el ejercicio. Sin embargo, no todo el mundo puede escaparse por completo de sus preocupaciones y problemas diarios a través de la actividad física. Aquí es donde puede ayudar la manta de peso. También llamada manta de terapia o manta de gravedad es una buena opción para combatir diversos problemas, como el insomnio y el estrés. Pero ¿qué es exactamente y cuáles son las ventajas de una manta de peso?

¿Qué es una manta de peso y cómo puede ayudar?

Se trata de una manta con peso, por eso es mucho más que una simple manta. Esta tendencia de dormir se originó en los EE. UU. y está ahora también de moda en Europa. Muchas personas simplemente no descansan por la noche o no duermen bien. Las mantas de peso han demostrado ser muy eficaces para combatir el insomnio y promueven un sueño reparador. Además, son una excelente herramienta terapéutica para el estrés, la depresión, los ataques de pánico, así como para la ansiedad y los trastornos obsesivo-compulsivos, pues ayudan a relajarse y a dormir mejor. También alivian en caso de enfermedades psíquicas, como el TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), el autismo, el síndrome de Down y el síndrome de Asperger. Por supuesto que las personas sanas también pueden utilizarla.

¿Cómo funciona una manta de peso? ¿Cuál es su beneficio?

Varios estudios confirman que el efecto positivo de la manta se genera por su peso distribuido uniformemente. La manta contiene en su interior pequeñas bolitas. La presión que emiten, profunda y fuerte pero suave a la vez, relaja los músculos, articulaciones y tendones, de modo que la persona encuentra paz tanto física como mental. Además, el cuerpo libera hormonas de relajación y felicidad, como la serotonina, que mejoran el estado de ánimo y reducen el estrés y la ansiedad. La manta también estimula la liberación de hormonas promotoras del sueño como la melatonina, que induce el cuerpo en modo sueño.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una manta de peso?

Al contrario de lo que se suele pensar, el peso de la manta no supone una carga para el cuerpo, sino que mejora el sueño. La persona no tiene que preocuparse de que sudará debajo de la manta de terapia. El peso de la manta de gravedad se determina por la cantidad de microbolitas hipoalergénicas que contiene y se elige en función del peso corporal y del tamaño de la persona que la va a utilizar. Es importante seleccionar el peso correcto. La regla que se suele utilizar es la siguiente: el peso de la manta debe equivaler al 10-15 % del peso corporal. Con el peso adecuado, la suave presión de la manta no se sentirá como una molestia, sino como un peso agradable. Además, la manta impide que la persona esté continuamente dando vueltas durante el sueño, de modo que las fases naturales de sueño profundo son más largas y se evita el constante despertar.

Resumen: manta terapéutica

Muchas personas padecen insomnio o no descansan por la noche. Hay muchas razones para ello. Gracias al peso adicional y a su distribución uniforme sobre el cuerpo, la manta de terapia puede ser una gran ayuda en caso de enfermedades mentales, como la depresión o ansiedad, y permite descansar y dormir mejor. Al liberar las hormonas de la felicidad y el sueño, el cuerpo se relaja mucho mejor. Las mantas contienen gránulos hipoalergénicos y están disponible con diferentes pesos. Se recomienda que el peso de la manta corresponda un 10-15 % máximo al peso corporal.

Interesante tambien:

Hacia arriba